Nicole Lacasse, Vicerrectora Académica y de Asuntos Internacionales, Universidad de Laval

En el intercambio, el valor agregado proviene de la diferencia

A partir del trabajo desarrollado en este taller, ¿Cómo visualiza la colaboración futura con el Cruch?
Tuvimos un buen intercambio entre ambos grupos y creo que podemos hacer muchas cosas juntos. Por lo mismo, ya que tenemos tantas posibilidades, debemos definir exactamente donde empezamos. Hemos visto que tenemos ya algunas actividades en conjunto, pero son individuales. Me llevo una buena impresión de este taller, de que podemos seguir trabajando y no fue solo una reunión y nada más.

¿Cuál podría ser un buen punto de partida para la colaboración?
Puede ser que la cotutela sea un buen punto de partida, ya que el motivo de esta reunión fue la formación de doctorado y las alternativas de internacionalización en este ámbito. Un buen paso de mejorar nuestra colaboración sería la cotutela pero es solo el comienzo, también tenemos que conversar sobre estadías para estudiantes e investigadores, seminarios conjuntos de profesores a nivel de investigadores, entre otras cosas.


Desde Laval ¿cuáles son las áreas en las que les interesaría trabajar con Chile?

Ya tenemos colaboración con universidades chilenas en algunas áreas. Tenemos un programa en ingeniería en minas, también trabajamos en temas forestales y medioambientales con universidades chilenas, pero acá descubrí que podríamos desarrollar el área de la antropología, porque tenemos buenos programas y centro de investigación en los que buscamos investigar y trabajar con nuestros pueblos nativos, esa sería una buena área para desarrollar.
Me sorprendió que en el taller nadie mencionara la necesidad de trabajar en el área de educación general, pues podríamos colaborar en esa área tomando en cuenta que es un área que está esperando una gran reforma en Chile hoy. Para mí es un tema importante.

Usted mencionó en su exposición que más que un problema de recursos, el problema mayor es el reconocimiento de cursos por parte de las universidades, ¿por qué sucede esto?
Es porque los profesores que están a cargo de reconocer los cursos que se toman en el extranjero están buscando que sea exactamente el mismo curso que se toma en la universidad de origen. Pero tenemos que entender que si se va a estudiar afuera, no debiera esperarse que hicieran lo mismo, es necesario entender que el valor agregado proviene de la diferencia.
Un ejemplo, nosotros trabajamos un programa de magister con doble titulación con Francia, en Derecho ambiental. Esto fue interesante porque nosotros conocíamos muy bien la ley norteamericana y ellos la legislación europea, entonces los estudiantes aprenden las dos legislaciones y al final tienes un mejor profesional de Derecho Ambiental.

¿Cómo trabajar en este tema con los académicos?
En Laval, hace 15 años atrás, si les pedíamos a ellos que reconocieran la equivalencia de un curso les mandabas el plan y te decían que no eran equivalente. Ahora trabajamos con el director del programa, le decimos que está a cargo de la movilidad y de reconocer los cursos. También les pedimos que ellos elijan con qué instituciones colaborar, mientras que nosotros ayudamos y apoyamos, pero el proyecto es de ellos. Entonces, ahora cuando evalúan un curso que no es exactamente igual al que ellos dictan, pero que puede añadir suficiente valor, lo convalidan. Algo positivo sucede cuando pones a las personas a cargo.

¿Cómo elegir a las instituciones con las cuales colaborar?
Existen dos alternativas. Nosotros tenemos socios estratégicos, y en esa categoría pensamos en una universidad compleja, del mismo tamaño que nosotros, porque para una relación general debemos tener varias facultades para generar relaciones entre ellas y tiene que ser una alianza significativa para ambos.
Otra alternativa es apoyar a los investigadores que ya están trabajando en conjunto, una universidad pequeña con un área de excelencia específica puede ser un buen aliado en esta alternativa. En este caso, no se requiere un compromiso institucional, muchas veces pasa por un compromiso personal de los académicos. Nosotros los dejamos trabajar y ponemos la ayuda que se necesita. En general, para trabajar con universidades pequeñas usamos este sistema, tener un proyecto concreto sobre la mesa. Si es realista lo apoyamos y lo llevamos a cabo.

Ver la entrevista a Alain Boutet, Director Relaciones Internacionales Universidad de Dalhousie

Ver la entrevista a Gary Slater, vicepresidente de Asuntos Estudiantiles, Universidad de Ottawa

Ver la entrevista a Nicole Lacasse, Vicerrectora Académica y de Asuntos Internacionales, Universidad de Laval