Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) y avances de la solicitud para declarar desierto el proceso de licitación

«Como Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas valoramos positivamente que este martes 26 de enero, la sala del Senado haya aprobado el proyecto de acuerdo por el que “se solicita al Presidente de la República tomar las medidas necesarias para declarar desierto el proceso de licitación para establecer el Instituto Chileno de Tecnologías Limpias, así como instruir, respecto de dicho procedimiento, una completa investigación administrativa destinada a determinar la existencia de irregularidades y eventuales responsables”.

Reconocemos la labor y compromiso del grupo de senadores y senadoras que presentaron dicha iniciativa y que fue aprobada por una amplia mayoría, puesto que sin lugar a dudas abre la posibilidad de que se revierta la decisión de CORFO de adjudicar la licitación del Instituto de Energías Limpias (ITL) al consorcio norteamericano Associated Universities Inc. (AUI), e implementar un nuevo proceso que dé garantías de objetividad, transparencia y ecuanimidad.

El resultado de la votación es una clara señal de que el proyecto de acuerdo tiene fundamentos sólidos para solicitar que se declare desierto el proceso de licitación por posibles vicios de legalidad, dadas las omisiones y actuaciones de CORFO en etapas esenciales del proceso de evaluación de las propuestas recibidas.

Tal como expresamos en la declaración pública del pasado 7 de enero de 2021, el Instituto de Energías Limpias tiene un impacto en el desarrollo de innovación en una temática estratégica para el país, puesto que su propósito es impulsar la energía solar, la minería sustentable (de bajas emisiones) y materiales avanzados de litio y otros minerales, con importantes montos asociados (193 millones de dólares en 10 años). En consecuencia, representa una oportunidad única e invaluable para el desarrollo de la investigación, el fortalecimiento de capacidades de transferencias de tecnología e innovación y, en definitiva, para el desarrollo de Chile.

Consideramos imprescindible que una decisión tan relevante para el país responda a una estrategia de desarrollo a largo plazo que fortalezca el sistema de ciencia y tecnología de Chile; que valide y reconozca las capacidades nacionales; que potencie los diversos territorios y sus recursos naturales; y que beneficie a la sociedad.

Esperamos que el futuro Instituto de Tecnologías Limpias, proyecto de desarrollo vinculado a la región de Antofagasta, favorezca una real política de fomento al desarrollo de capacidades propias del país y logre establecer voluntades sinérgicas entre la industria, la academia, la innovación de punta, la comunidad local y el vínculo con los territorios, de manera de ser verdaderos protagonistas del desarrollo tecnológico para la acción climática mundial a través del desarrollo del hidrógeno verde.»