Subsecretaria de Ciencia participa en sesión de la Comisión Asesora de Investigación, Ciencia y Tecnología del CRUCH

Carolina Torrealba expuso los desafíos y avances institucionales respecto de las brechas de acceso territoriales y de género, principalmente. La comisión reconoció los logros de la gestión y señaló mantenerse atenta y crítica respecto de la próxima discusión presupuestaria y de mejorar la incidencia efectiva en las políticas públicas sectoriales.

Este martes 1 de septiembre, la subsecretaria del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Carolina Torrealba, participó de la sesión de la Comisión asesora de Investigación, Ciencia y Tecnología del consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH). Adrián Palacios, vicerrector de Investigación e Innovación de la Universidad de Valparaíso y presidente de esta comisión, explicó que esta conversación surgió como parte de las mesas de trabajo permanentes con el ministerio, la ANID y la CNID, “con la finalidad de anticiparse a los cambios y mejoras que el sistema de Ciencia y Tecnología necesita”.

Palacios indicó que “las universidades tenemos mucha experiencia en ámbitos de gestión, investigación e innovación, extensión, con éxitos y fracasos, y estamos en continuo aprendizaje de cómo adecuarnos, de manera constructiva pero también crítica, con los retos que nos impone la modernidad”. Por ello, la comisión “se ha propuesto participar en las mesas de trabajo sobre equidad regional, de género, disciplinas, precariedad laboral con la ANID, pero también en cuanto a política de acceso a los datos, evaluación de proyectos y currículo, entre otros”.

Compromisos del Ministerio

 

En su intervención, la subsecretaria Torrealba señaló que, al instalar el ministerio, fue relevante en la agenda detectar las brechas de acceso. “Nuestro compromiso es cómo mejoramos las brechas del acceso a la investigación científica, transferencia, igualdad de género y territorial; tenemos un país que está absolutamente centralizado” en recursos y toma de decisiones.

Torrealba admitió que en materia de igualdad de género los cambios toman tiempo. No obstante, añadió, “estamos empecinados en que, si bien los cambios sean graduales, podamos generar acciones que sean puntos de quiebre definitivos”. Agregó que existen más herramientas para abordar la equidad de género que la territorial. En este segundo ámbito, “la discusión es muy necesaria; estamos instalando en las seremías espacios de conversación permanentes con los actores de las regiones”.

En igualdad de género, se definió una Hoja de Ruta y se formó un Consejo, que cuenta con representantes de las universidades, para generar una política participativa.

Respecto del trabajo territorial, la autoridad informó que se ha mantenido un diagnóstico regional constante y se ha propiciado que se fortalezcan los ecosistemas regionales como soportes para la descentralización. “Hay complejidades territoriales que deben dialogarse y abordarse”, como los clusters tecnológicos. Se refirió además a la necesidad de aunar y reunir los fondos públicos, avanzar en tener indicadores comunes y transversales de los distintos instrumentos y al déficit presupuestario del sector. “Sabemos que tenemos que fortalecer la investigación básica, estamos en un momento muy complejo, pero también tenemos la total claridad de que debe existir un fuerte apoyo a la investigación aplicada y queremos dejarlo bien instalado en el ministerio”. En este sentido, recalcó la importancia de trasladar fondos sectoriales al interior del ministerio, pues “los fondos sectoriales tienden a ser disminuidos en las contingencias”.

Atentos y críticos

 

El vicerrector Palacios comentó que “reconocemos el buen inicio a nivel regional con las seremías, y el avance en términos de co-construcción de un diagnóstico regional, para poder trazar un camino común; y también reconocemos que nos falta un trabajo mas cercano con la CNA sobre los temas de acreditación e indicadores relacionados”.

Planteó que “desde la comisión hacemos también un llamado a incentivar la colaboración entre universidades, compartiendo experiencias de buenas prácticas”.

Respecto a las políticas de equidad territorial y de género, dijo que “estaremos muy atentos a la discusión presupuestaria en cuanto a mantener los énfasis, para un mejor acceso y oportunidades equivalentes para todos los integrantes que hacen parte del sistema nacional de C&T y creación artística”.

“Somos críticos también en cuanto a mejorar los canales de comunicación con el ministerio y la ANID; si bien somos escuchados no siempre nuestras recomendaciones son tomadas en cuenta. Extrañamos una Estrategia País de largo plazo en Ciencia, Tecnología, Innovación y Conocimiento, sumamente necesaria para visualizar el horizonte donde queremos llegar como país. Esto ultimo deberá proyectar, desde la generación de conocimiento, la transferencia hacia la sociedad, la matriz productiva, impactando el bienestar de los ciudadanos, a través de mejor acceso a la salud, y generación de puestos de trabajo basados en conocimiento de alto valor agregado, en lo que podemos contribuir como universidades”, reflexionó Palacios.

“Si bien se han abierto espacios de trabajo para las universidades en el ámbito de C&T en el país, este espacio solo existe en la medida que logremos recorrerlo de manera conjunta con las instituciones que hacen parte del ecosistema de C&T nacional”, concluyó.