Consejo de Rectores plantea que es necesario posponer la entrada en vigencia de cambio curricular para III y IV medio

El CRUCH insistió que es necesario abrir una nueva discusión sobre las bases curriculares aprobadas por el CNED. “Creemos que se ha tomado una mala decisión y que está en marcha una amenaza grave para el sistema educacional”, sostuvo el vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores, Aldo Valle.

Respecto a la Gratuidad, los rectores reiteraron que es necesario corregir el diseño de esta política, a fin de que cubra más allá de la duración formal de las carreras.

El cambio de las Bases Curriculares para III y IV Medio y los problemas de diseño de la política de Gratuidad marcaron la sesión N° 607 del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH), que en esta ocasión se llevó a cabo en dependencias de la U. de Atacama, en Copiapó.

En la ocasión, el pleno del CRUCH revisó el informe elaborado por una comisión especial que analizó la propuesta curricular que aprobó el Consejo Nacional de Educación (CNED) y que el Ministerio de Educación pretende implementar desde 2020.

El vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores, Aldo Valle, sostuvo que es necesario que el MINEDUC posponga la entrada en vigor de las bases curriculares, abriendo espacio para una discusión más amplia y asegurando la posibilidad de que quienes tengan que poner en marcha el nuevo currículo puedan prepararse para ello.

“No estamos de acuerdo con que las asignaturas de Historia, Educación Física y Artes pasen a tener el carácter de optativo en tercero y cuarto medio. Tampoco estamos de acuerdo con que el plan común de formación haya sido reducido de 19 a 14 horas. Nos parece que eso amenaza la solidez del proceso formativo del sistema escolar”, aseguró el rector Valle, quien afirmó que el CRUCH comunicará formalmente al MINEDUC este planteamiento, que sugerirá además aumentar el plan común a 18 horas.

El rector Valle agregó que “queremos enviar un mensaje a nuestras comunidades universitarias, al sistema escolar, a los profesores y profesoras de Chile. Creemos que se ha tomado una mala decisión, que los fundamentos son insuficientes, y que en definitiva, está en marcha una amenaza grave para el sistema educacional chileno”.

El informe revisado por el pleno del CRUCH fue elaborado por una comisión acordada en la sesión de junio y que estuvo integrada por los rectores Jaime Espinosa, de la U. Metropolitana de Ciencias de la Educación; Eduardo Silva, de la U. Alberto Hurtado y Diego Durán, de la U. Católica del Maule; junto con la presidenta del Consejo de Decanos de las Facultades de Educación del Consejo Nacional de Rectores (CONFAUCE) y decana de Educación de la Pontificia Universidad Católica, Lorena Medina.

Al respecto, la decana Medina aseguró que “estamos totalmente de acuerdo con la idea de fondo de este currículo y que es que tenga una estructura flexible para tercero y cuarto medio, que supone que por fin las modalidades Científico-Humanista, Técnico-Profesional y Artístico cuenten con un plan común, que permita más equidad a la hora de acceder a la educación superior”.

Medina agregó que “quisiéramos poder discutir nuevamente qué queremos para el plan común y para el plan diferenciado”.

Extensión cobertura de la Gratuidad

Otro de los temas abordados en la sesión del Consejo de Rectores fueron los problemas en el diseño de la Gratuidad. Al respecto, el rector Valle reiteró que es necesario que la cobertura de este beneficio se extienda un 20% más de la duración formal de las carreras, considerando que esa extensión se ajusta a la realidad de los países de la OCDE, en los que -en promedio- los y las estudiantes terminan los programas excediendo la duración formal en ese rango de tiempo.

“Lo que hoy está haciendo la Ley N° 21.091 es pedirnos que adelantemos la duración efectiva de las carreras a los promedios que muestran los países de la OCDE. Hay un diseño defectuoso en la política de Gratuidad, porque exige que los y las estudiantes concluyan sus carreras en el tiempo de duración formal, como si todos llegaran en las mismas condiciones a la educación superior y lo cierto es que Chile tiene uno de los sistemas educacionales más segregados y segregadores”, explicó Valle.

El rector añadió que “son estudiantes de los seis primeros deciles quienes más sufren las consecuencias de esa asimetría en los estándares de calidad del sistema escolar. En ese sentido, nos parece que lo mejor es que se considere un 20% tiempo adicional y acotado, respecto a estos estudiantes”.

Análisis PSUM

En la sesión también se revisó un análisis de la Prueba de Selección Universitaria de Matemática (PSUM), elaborado por el Sistema Único de Admisión (SUA) del CRUCH.

Aldo Valle explicó que este documento va a ser puesto a disposición de Comité de Expertos del SUA, del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE) de la U. de Chile y del nuevo Sistema de Acceso, que administra la Subsecretaría de Educación Superior del MINEDUC.

“Queremos contribuir a que haya más elementos de juicio, y que, en definitiva, cuando el sistema de Acceso universitario se halle plenamente en funciones, pueda hacer propuestas con los mayores fundamentos y, la mayor información. Esa es nuestra tarea ahora que ya está vigente la Ley N° 21.091, que constituye una nueva institucionalidad para el Sistema de Admisión”, aseguró la autoridad del CRUCH.

En este encuentro también participó el presidente de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), Hernán Burdiles.