Vicepresidente Ejecutivo del CRUCH: “No ha habido cumplimiento de transferencias por gratuidad en el segundo semestre”

 Las transferencias que el Ministerio de Educación (Mineduc) aún no hace efectivas son las correspondientes a los meses de julio y agosto. Este retraso puede significar para el total de las universidades del CRUCH un costo cercano a los $450.000.000 millones en intereses por tener que ir a la banca. El pleno del CRUCH definió que en los próximos días se enviará un oficio al Mineduc para solicitar respuestas con  respecto a esta situación. 

 El retraso de las transferencias por concepto de gratuidad desde el MINEDUC hacia las universidades del Consejo de Rectores en el segundo semestre fue uno de los temas centrales de la sesión mensual de los rectores, realizada en Osorno el pasado jueves 25 de julio, en la Universidad de Los Lagos. Al respecto, el Vicepresidente Ejecutivo del CRUCH y rector de la Universidad de Valparaíso, Aldo Valle, dijo que “manifestamos la preocupación que tenemos las universidades del Consejo de Rectores, porque no ha habido cumplimiento en relación a las transferencias por gratuidad en el segundo semestre. En los meses de julio y agosto no han habido transferencias y tenemos incertidumbre respecto si se va a poder cumplir a partir de septiembre, es decir, ya muy avanzado el segundo semestre”. Valle precisó que los montos retrasados corresponden a los aranceles de todos los estudiantes de los primeros cinco deciles que son beneficiarios de gratuidad y que estudian en los planteles del CRUCH.

 
El rector Valle explicó que para algunas universidades, las transferencias pendientes representan el equivalente al 50% de sus ingresos operacionales por el pregrado. “Se trata de sumas muy importantes que en el primer semestre superaron los 200 mil millones de pesos; en consecuencia, para el segundo semestre debía ser una cifra similar”, agregó.
 
Por su parte, el Vicepresidente Ejecutivo alterno del CRUCH y rector de la Universidad Católica del Maule, Diego Durán, detalló que “en el primer semestre se entregó casi el 60% del total de los alumnos en gratuidad, que fue muy bien llevado, pero en el segundo semestre las promesas que se hicieron respecto de aquello no se han llevado a cabo. Esto puede significar un costo para el total de las universidades de alrededor de 450 millones en intereses por ir a la banca, para poder suplir esta dificultad, por lo que es un problema real el que tenemos”. Durán subrayó que esta situación no se ha debido a un problema de las universidades, puesto que han hecho lo que les ha correspondido. “Formalmente el Estado se comprometió con las universidades a hacer los pagos como corresponde y estos no se han hecho, por lo tanto, no es un problema nuestro. Ahora, ¿cuál es el problema del Estado? Eso lo tendrán que responder los ministerios involucrados, quienes son los que tienen que resolver esta situación en la que estamos. El llamado es a que las cosas se clarifiquen, se ordenen y que nos den claridad también a nosotros para la organización interna de las universidades”, requirió Duran.
 
En consecuencia, el pleno del Consejo de Rectores definió que en los próximos días enviará un oficio al MINEDUC solicitando “que se nos explique con la mayor formalidad y claridad, y ello nos permita superar las dudas que tenemos, porque esto tiene un costo financiero para las universidades, puesto que todas tienen que cumplir con sus obligaciones y no pueden simplemente diferir el cumplimiento de los pagos a proveedores y las obligaciones mensuales que tienen respecto de sus propios funcionarios y académicos”, sentenció el rector Aldo Valle. Por ello, y a juicio de la autoridad del CRUCH, el MINEDUC y el Ministerio de Hacienda, específicamente la Dirección de Presupuesto, deben reaccionar con la mayor prontitud.
 
Grupo Laureate y Universidad Andrés Bello
Otro de los temas abordados en la sesión fue la situación de la Universidad Andrés Bello (UNAB), perteneciente al grupo Laureate Education Inc. (LEI), que participa en el Sistema Único de Admisión del CRUCH. 
 
Considerando que recientemente el conglomerado Laureate transparentó que lucra, a través de un informe entregado al Securities and Exchange Commision (SEC) en Estados Unidos, con el objetivo de salir a la Bolsa de Valores, el Consejo de Rectores debe evaluar la situación de la UNAB en el SUA. El rector Aldo Valle afirmó que “para nosotros es una condición que las instituciones que participen del SUA cumplan con el requisito de no tener fines de lucro. Esto no lo establece el CRUCH, sino que lo establece el ordenamiento jurídico chileno”, dijo el rector Aldo Valle, quién además explicó que el Consejo de Rectores, en su calidad de organismo público, no puede ser parte meramente observadora o pasiva del eventual incumplimiento de esa condición que establece la ley chilena para las instituciones universitarias.
 
El Vicepresidente del Consejo adelantó que, en primera instancia, el directorio del Sistema Único de Admisión y el pleno de los rectores CRUCH, acordaron reunir los antecedentes necesarios que permitan evaluar la condición de cumplimiento que tiene la UNAB. “Debemos reunir los antecedentes que se han puesto en conocimiento por la prensa nacional, pero también sabemos que hay antecedentes que se están generando por la misma presentación que hizo la corporación Laureate ante la Bolsa de Valores de los Estados Unidos”, sostuvo Valle. 
 
Al ser consultado por la permanencia de la Universidad Andrés Bello en el Sistema Único de Admisión, la máxima autoridad del CRUCH dijo que “esto no tiene efectos para la admisión 2017, porque se trata de un proceso que ya está en marcha y la universidad en cuestión forma parte del sistema. Ciertamente, no creemos que podamos formarnos un juicio  y una convicción a esta altura del año, pero tenemos que reunir los antecedentes y tomar una decisión hacia el futuro”, puntualizó el rector Aldo Valle.
 
Ministra del Deporte
En otro ámbito, cabe destacar que la sesión mensual del CRUCH, organizada por la Universidad de Los Lagos, contó con la presencia de la Ministra del Deporte, Natalia Riffo, quien invitó a los rectores a estrechar y fortalecer el vínculo con su cartera, entendiendo que el sistema de educación superior es un actor relevante en el sistema deportivo nacional.
 
 “La educación superior tiene un rol fundamental en el desarrollo de las políticas deportivas”, dijo la Ministra del Deporte, Natalia Riffo. Agregó que hoy, “si bien existe vinculación con las universidades, queremos ir más allá, queremos avanzar en que efectivamente tenga el rol que corresponde la Educación Superior y las universidades, también los institutos técnicos, en el desarrollo del deporte en Chile”.
 
La ministra Riffo dijo que se necesita que la relación sea más cercana, entre el conocimiento que producen las universidades, la ciencia y las políticas deportivas vigentes. “Queremos intensificar ese vínculo entre mi cartera y las universidades, y hoy, qué mejor oportunidad que estar reunida con el Consejo de Rectores para expresar esta voluntad, la que ellos también expresan como positiva para seguir trabajando conjuntamente”, expresó la Ministra del Deporte.
 
Por Área de Comunicaciones del Consejo de Rectores, 26 de agosto 2016