CRUCH aprueba por unanimidad adscripción de nueva universidad privada a su Sistema Único de Admisión

 El Consejo de Rectores acogió por unanimidad la solicitud presentada por la Universidad Católica Silva Henriquez (UCSH) para adscribirse al Sistema Único de Admisión (SUA), puesto que cumple  a cabalidad con  los criterios básicos establecidos. En la sesión N° 573 efectuada el 28 de abril en la Universidad Técnica Federico Santa María (USM) en Valparaíso, también se analizaron otros temas de relevancia como la asignación de gratuidad a aproximadamente 125.000 estudiantes y el fondo de crédito solidario.

 Por unanimidad, el pleno del Consejo de Rectores aprobó la adscripción de la Universidad Católica Cardenal Silva Henríquez (UCSH) al Sistema Único de Admisión (SUA), luego de evaluar la solicitud presentada por dicha universidad y verificar que cumplía los tres criterios básicos establecidos. En tanto, no fueron acogidas las solicitudes de las universidades Bernardo O’Higgins, Autónoma de Chile y San Sebastián.

 

“Hemos analizado las solicitudes de cuatro universidades y el Consejo, por una unanimidad, ha establecido que la Universidad Católica Cardenal Silva Henríquez cumple plenamente con los requisitos de ausencia de lucro, además de la coherencia de los fines y propósitos de esa institución con los principios y valores del Sistema Único de Admisión que, en pocas palabras, nosotros reducimos a que se trate de instituciones que respondan en su sistema de admisión a los principios de imparcialidad, de objetividad, y desde luego reconocimiento del mérito que, en el caso de la Universidad Católica Silva Henríquez, nosotros vemos perfectamente cumplidos, y también el requisito de acreditación que solicitábamos”, precisó el vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores y rector de la universidad de Valparaíso Aldo Valle, en el contexto de la sesión N° 573 efectuada el 28 de abril pasado en la Universidad Técnica Federico Santa María en Valparaíso.

 

En el caso de la Universidad Bernardo O’Higgins, se verificó que esa casa de estudios no cumplía con el requisito referido a la acreditación. El rector Valle explicó que “esta universidad cuenta a la fecha con tres años de acreditación y el CRUCH estimó unánimemente que no podía ingresar al SUA por esa misma razón”.

 

Con respecto a la Universidad Autónoma de Chile y la Universidad San Sebastián, el pleno del Consejo consideró que por los antecedentes presentados por dichas casas de estudios, no era posible verificar el cumplimiento del requisito que establece la ausencia del lucro como una condición fundamental. “En el caso de ambas universidades, el Consejo de Rectores estimó por una unanimidad que no se cumplía con esa condición para ser parte del SUA y tampoco con otro de los requisitos que se estableció, en el sentido que estas instituciones en sus propósitos debían ser coherentes y consistentes con los principios y valores que inspiran y fundan el SUA:  imparcialidad, objetividad, transparencia, reconocimiento del mérito y desde luego equidad e inclusión”, puntualizó el vicepresidente ejecutivo del CRUCH, adelantando que la primera semana de mayo se enviará una comunicación formal a las cuatro universidades que presentaron sus solicitudes con la decisión adoptada por el Consejo de Rectores en cada caso.

 

Cabe recordar que los criterios para postular al Sistema Único de Admisión, acordados por el CRUCH en su sesión de fines de marzo de 2016, fueron tres: que las instituciones cumplieran la norma contemplada en la ley 20.890 con respecto a la acreditación por un periodo determinado y a que sus controladores, según corresponda, sean personas naturales o jurídicas sin fines de lucro; que se comprometieran con el cumplimiento íntegro de las normas y procedimientos del Sistema Único de Admisión, así como de los acuerdos del Consejo de Rectores referidos al Proceso de Admisión; y que las instituciones demostraran compatibilidad de su misión y visión institucional con los principios del Sistema Único de Admisión del CRUCH.

 

De esta forma, el Sistema Único de Admisión quedaría conformado por 36 universidades: las 27 universidades del Consejo de Rectores, incluyendo la Universidad de Aysén y la Universidad Bernardo O’Higgins, las ocho universidades privadas adscritas desde el año 2011 (Universidad Diego Portales, Universidad Mayor, Universidad Finis Terrae, Universidad Andrés Bello, Universidad Adolfo Ibáñez, Universidad de Los Andes, Universidad del Desarrollo y Universidad Alberto Hurtado) y, a partir de este año, la Universidad Católica Cardenal Silva Henríquez.

 

Por otro lado, con respecto al recurso de protección presentado recientemente por la Universidad Central en contra el Consejo de Rectores, por considerar que las exigencias para que las universidades privadas se incorporen al SUA, representan una discriminación arbitraria, el vicepresidente ejecutivo del CRUCH dijo no tener conocimiento del escrito que funda ese recurso de protección. Señaló además que “entendemos que todos los sujetos, todas las personas naturales o jurídicas están en su derecho de recurrir a los tribunales, pero una vez que tengamos los antecedentes vamos a evaluar el mérito y el pronunciamiento que tendremos como CRUCH”.

 

Asignación de gratuidad

La sesión del CRUCH contó con la participación del Jefe de la División de Educación Superior (DIVESUP) del Ministerio de Educación (MINEDUC), Francisco Martínez, quien entregó detalles sobre el reciente proceso de asignación de gratuidad a aproximadamente 125 mil estudiantes.

 

En la ocasión, los rectores hicieron un conjunto de observaciones tendientes a lograr mayor claridad sobre el proceso y, de esa forma, poder informar a sus respectivas comunidades estudiantiles. Al respecto, el rector Aldo Valle sostuvo que, “hemos podido apreciar que el proceso aún no culmina, sin embargo hemos tenido la seguridad de parte del Director de la DIVESUP, en el sentido que no hay un cambio de política en absoluto. En consecuencia, los estudiantes conservarán los mismos beneficios que tenían antes que se implementara la política de gratuidad, por lo cual, los estudiantes que no accedan finalmente a la gratuidad van a tener acceso a otros instrumentos, a otros beneficios, como fondo solidario o becas”.

 

Según adelantó el vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores, el Departamento de Financiamiento del MINEDUC publicará el 11 de mayo los resultados de las postulaciones a becas y, de acuerdo a esa información, se evaluará la situación de estudiantes que no hayan podido resolver el financiamiento de su educación o de sus aranceles por la vía de los beneficios que otorga el Ministerio.

 

Si bien, la gratuidad al ser un beneficio que se implementa por primera vez y las universidades han recibido los recursos que se comprometieron particularmente para el primer semestre, en la sesión, los rectores expresaron al jefe de la DIVESUP que la incertidumbre y ambigüedad de la información que ha existido hasta ahora generan un ambiente que en nada beneficia la implementación de esta política. Al respecto, Valle enfatizó que “queremos más certezas en la implementación de esta política, porque desde el punto de vista de las instituciones hemos recibido los recursos correspondientes por gratuidad comprometidos al inicio de esta política, pero muchos estudiantes y sus familias no tienen la claridad, no tienen la confianza que nosotros creemos es indispensable que tengan, a efectos que precisamente esto no se transforme en una dificultad, en una amenaza para muchas familias que confiaron en el compromiso de esta política pública”.

 

Por Área de Comunicaciones CRUCH, 29 de abril 2016