CONICYT y CRUCH realizan jornada informativa sobre programa HORIZONTE 2020 de la Unión Europea

El encuentro, que se desarrolló en la Universidad Católica del Norte, contó con las exposiciones del docente de la UCN Víctor Kesternich, la académica de la Universidad de Antofagasta, Cristina Dorador y Lotte Bak, del Programa de Cooperación Internacional de CONICYT.

La Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT) y el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH) organizaron una jornada informativa sobre el programa de la Unión Europea HORIZONTE 2020, con el propósito de motivar a investigadores de las universidades a comprender y generar vínculos que les permitan ser parte de estos programas de investigación europeos.

La jornada contempló  una detallada exposición de Lotte Bak del Programa de Cooperación Internacional de CONICYT, quien explicó el sentido y funcionamiento de H2020, además de entregar una serie de coordenadas para facilitar los contactos y postulaciones.

Más adelante, el profesor Dr. Víctor Kesternich de la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica del Norte expuso los proyectos en los cuales han participado y los impactos de éstos, tanto en avance del conocimiento, su transferencia y el impacto en los jóvenes estudiantes e investigadores de la UCN.

Y a la vez la presentación de la profesora Cristina Dorador, de la Universidad de Antofagasta, quien junto a la exposición de sus proyectos asociados con investigadores europeos, destacó la importancia de asociarse con pares europeos para abordar investigación de vanguardia y líneas de frontera, considerando que en Europa predomina una visión colaborativa, con  gran densidad de investigadores, donde la búsqueda de nuevos socios es permanente y con tradición de trabajar fuera de sus países (home and foreign research).

En síntesis, se compartieron un conjunto de lecciones sobre la  importancia de las colaboraciones y el networking internacional. Destacado que permite el acceso a nuevas metodologías, genera el posicionamiento internacional, se abordan multidisciplinas, se comparten nuevas ideas, se establece una formación de estudiantes en atmosfera internacional y el fortalecimiento del pre y postgrado, todas ellas junto al acceso a nuevas fuentes de financiamiento.

Para las instancias directivas de las universidades estos llamados constituyen nuevos desafíos,  dado que deberán difundir y apoyar estos procesos de postulación, generar apoyo desde lo administrativo, porque los jóvenes investigadores requieren oportunidades de movilidad y acceso a equipamientos de frontera.

Pero a la vez, la experiencia de proyectos con pares europeos interpela la necesidad de construir redes dentro de cada universidad y entre las universidades del Consejo de Rectores.