Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas rechaza actos de violencia en campus universitarios

El Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH), ante los graves actos de fuerza que se han sucedido en algunos campus universitarios a lo largo del país, que han llegado incluso al amedrentamiento de autoridades, académicos, funcionarios y estudiantes, y han ocasionado daños y sustracción de bienes de las instituciones, paralización de la docencia y la investigación, alterando severamente el quehacer universitario, viene en manifestar públicamente el más enérgico repudio a tales hechos.

El Consejo de Rectores respeta y promueve los derechos fundamentales de expresión y de asociación. Por lo mismo, reconoce y valora la participación de los estudiantes en organizaciones legítimas y responsables.

No obstante, los rectores y las comunidades universitarias hemos sido testigos y afectados en las últimas semanas de hechos de inusitada violencia en algunos campus, situación que ha sido particularmente grave en las Universidades de La Frontera y Católica de Temuco. El Consejo de Rectores además de rechazarlas enfáticamente, declara que estas conductas se apartan absolutamente del espíritu universitario, en cuanto las universidades son espacios de diálogo, de argumentación racional, de cultura democrática y de formación ciudadana. Las “tomas” de los campus, en particular, no constituyen actos democráticos, dañan y alteran las actividades de formación de pre y post grado, de investigación y de vinculación con el medio.

El Consejo de Rectores es plenamente consciente que estos actos son ejecutados por grupos minoritarios que no representan el sentir de la comunidad universitaria.  Por lo mismo expresa que el diálogo no es posible cuando prima la descalificación y las acciones de fuerza que implican coacción a las personas y daños al patrimonio de la comunidad universitaria. Estas acciones, además de no legitimar las demandas estudiantiles, lesionan la naturaleza, misión y función social de la Universidad.