Rechazo a las acciones de violencia que han sucedido en el marco del legítimo derecho de los distintos actores sociales a la manifestación cívica de sus demandas y propuestas en relación a las políticas públicas

DECLARACIÓN PÚBLICA, Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, CRUCH

 

En su sesión del día 28 de mayo de 2015 el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas ha acordado, en forma unánime, expresar públicamente su rechazo a las acciones de violencia que han sucedido en el marco del legítimo derecho de los distintos actores sociales a la manifestación cívica de sus demandas y propuestas en relación a las políticas públicas.

 

En este contexto desgraciadamente se han observado excesos en la mantención del orden público por parte de integrantes de las fuerzas policiales. Creemos que es muy importante que éstas actúen responsablemente en el cumplimiento de sus deberes, puesto que la fuerza del Estado que ellos representan debe desarrollarse conforme a los procedimientos legales y a principios básicos de proporcionalidad. Esta acción debe contribuir a la convivencia cívica y, desde luego, al respeto del ejercicio de los derechos cívicos en las sociedades democráticas. La represión daña esos principios de convivencia.

 

Valoramos el derecho de los distintos actores sociales a manifestarse en forma pacífica y responsable. Asimismo, rechazamos enfáticamente toda amenaza o daño a las personas y a la propiedad pública o privada. Estas acciones en nada contribuyen a la promoción de las legítimas reivindicaciones invocadas. Así también, rechazamos las tomas de recintos universitarios por ser contrarias al ejercicio de los derechos y libertades públicas.

 

A la vez queremos expresar públicamente de parte de este Consejo nuestra solidaridad con la familia de Rodrigo Avilés, estudiante de la P. Universidad Católica de Chile, con sus padres, sus compañeros de estudio y su comunidad universitaria. Del mismo modo, deseamos el más exitoso y pronto restablecimiento de su salud. También solidarizamos con el estudiante de la U. de Santiago, Luciano Debrott y su familia, quien recibió un impacto de bomba lacrimógena en su ojo derecho, en el marco de la movilización estudiantil del 14 de mayo recién pasado y cuya recuperación es aún incierta.