Revise el convenio entre el Consejo de Rectores y AGCI que fortalece llegada de alumnos internacionales

 Un convenio inédito entre el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas y la Agencia de Cooperación Internacional, AGCI, permitirá el aumento de 10% de becarios de magíster de América Latina y el Caribe en las universidades del CRUCH.

El Consejo de Rectores en conjunto con la Agencia de Cooperación Internacional firmaron un convenio que permitirá aumentar en al menos un 10% la capacidad del país para asignar nuevas becas de magíster en universidades del CRUCH, a estudiantes provenientes de América Latina y el Caribe.

Esta alianza, firmada hoy por el vicepresidente del CRUCH, rector Juan Manuel Zolezzi y el embajador Ricardo Herrera, director ejecutivo de AGCI, permitirá a los estudiantes cursar sus postgrado con un arancel preferencial en las instituciones del Consejo, entre otros compromisos establecidos entre ambas organizaciones.

 El rector Juan Manuel Zolezzi señaló que este convenio es un anhelo para las instituciones del CRUCH, ya que “la internacionalización de nuestras universidades es una preocupación constante. Este año, nuestro Consejo cumple 60 años de vida y tenemos la certeza de que las relaciones internacionales, académicas y estudiantiles son necesarias para avanzar en el progreso de la ciencia, la investigación, la docencia y la investigación”.

 El embajador Ricardo Herrera, celebró el acuerdo con la esperanza de que éste trascienda más allá del acuerdo de un arancel base, sino que también apoye el compromiso gubernamental de entregar 30 becas en 2015 para alumnos provenientes de África y a futuro alcanzar las 50. “Somos articuladores de la cooperación y agradecemos la ayuda de CRUCH para hacer más eficientes los recursos hoy disponibles, con la convicción de que ello no sólo se reflejará en la formación y perfeccionamiento del capital humano, sino en el compromiso compartido con la integración y el desarrollo de América Latina y el Caribe”.

 El Convenio AGCI/CRUCH brindará mayor amplitud para desarrollar junto a universidades, acciones conjuntas como cursos cortos, diplomados, pasantías bajo mejores condiciones, promoviendo la cooperación horizontal con países fronterizos y del resto de la región, ello considerando que dentro del esquema de cooperación chilena, se incluye la Academia, así como al Estado y la Sociedad Civil.