“No es lo mismo tener una empresa inmobiliaria que tener un Consorcio Tecnológico”

Sergio Lavanchy, vicepresidente alterno del CRUCH y rector de la Universidad Concepción

El Comité Ejecutivo del Consejo de Rectores fue recibido por el Ministro de Educación Harald Beyer con el objeto de plantearle su molestia por la forma en que se presentó el Informe de los Estados Financieros de las universidades a la opinión pública y además, conocer de primera fuente, la posición crítica sobre el ranking que ha tenido el Mineduc en las últimas semanas, explicitada profusamente a través de los medios de comunicación.

“Hemos concordado con el Ministro que si bien tenemos metodologías distintas, en todas ellas resulta posible que hayan casos y situaciones excepcionales. En la que nosotros hemos planteado y que es la que se va a aplicar porque es la aprobada por el CRUCH, el ministerio mantiene su crítica al respecto. Nosotros consideramos que contribuye a aumentar la equidad, aunque el Mineduc insiste en que hay otras metodologías que serían mejores. Finalmente el tema queda igual como está planteado hasta ahora, el Consejo de Rectores aprobó el ranking y va a ser incluido. Ya ayer las universidades entregaron sus ponderaciones para las distintas pruebas de la PSU, NEM y ranking”,  señaló al término del encuentro el Vicepresidente Ejecutivo del CRUCh, Juan Manuel Zolezzi.

En cuanto al tema de  la difusión de los estados financieros de las universidades a la opinión pública, asunto por el cual los rectores habían solicitado la reunión, los rectores expresaron su preocupación por la construcción de los indicadores para realizar estos informes y explicaron que el tipo de empresas relacionadas que tienen las universidades del CRUCH, son muy distintas al tipo de empresas que se ha estado planteando como las universidades que tienen lucro. 

El rector Sergio Lavanchy, rector de la Universidad de Concepción y Vicepresidente Alterno del CRUCH, señaló su satisfacción luego del encuentro puesto que quedó manifiesto que hay que mejorar la forma en cómo se entrega la información pues resulta inaudito poner  a la misma altura empresas inmobiliarias con corporaciones culturales, como sucedió con su casa de estudios.